Freud, el primero, ligó todas las actividades del Hombre a la sexualidad. Aunque no había desarrollado nada sobre la sexualidad y el esoterismo, es evidente que la actividad sexual es la base misma del esoterismo y de las técnicas iniciáticas.

Por los numerosos testimonios recibidos de personas que practican los ejercicios iniciáticos, destaca un caso comparable al que describen los yoguis, que pasan una parte grande de su tiempo idolatrando a las diosas miniaturizadas en sus
chacras. Se sabe que estos yoguis cristalizan de tal manera su pensamiento sobre sus divinidades, que llegan hasta a creerlas vivas, hasta el punto de poder hacer el amor con ellas. Se encuentran en una situación comparable a la joven que, para facilitar su regocijo sexual, imagina un príncipe encantado que vendrá a tomarla en sus brazos.

Simplemente destacaremos que en estos dos casos, el del yogui y el de la joven, son situaciones imaginarias que se utilizan para llegar a la mas fantástica experiencia sensual que se pueda soñar. Con la práctica del Girascopio, habrá una amplificación del deseo, provocada por el pensamiento rítmico que, recordémoslo, es la primera etapa que conduce a
kundalini, y que hasta llegará a provocar el amor estático. El pensamiento rítmico amplificando los pensamientos y los sentimientos producirá esta experiencia particular: el amor «en astral». Quienquiera que una vez en su vida haya realizado esta sorprendente experiencia de hacer el amor «desdoblado» no puede impedir volver a pensar en ese momento inolvidable. Y los que tienen la suerte de tener una actividad mental suficientemente fuerte habrán podido percibir que este género de fenómeno no es muy difícil de revivir pues, como la mayoría de las experiencias, basta muy a menudo con volver a pensar en lo que se ha obtenido ya en un fosfeno, para obtener una continuidad en las experiencias siguientes.

No obstante, como diría Freud, tocamos el elemento más complejo de la naturaleza humana y sin un análisis extremadamente poderoso y riguroso, se pueden producir errores de interpretación. Una expresión popular dice «¿tomas tus sueños por realidades?» Gran numero de escuelas de enseñanza esotérica han estado impregnadas de ello. El «yoga tántrico» es la más bella expresión de ello.

La sexualidad es la base de la vida pues es del acto sexual que nace la vida. La sexualidad es la base de la transformación y de la mutación del joven en hombre y de la joven en mujer. La sexualidad es la base de la espiritualidad pues, sea cual sea la obediencia, es por la transformación de la actividad sexual en energía mental que se transforma, no solo en sublimación de los sentidos, sino en contacto con lo divino, con Dios.

En resumen:

El despertar de kundalini ( como todas las experiencias) está ligada a unas conexiones neurológicas en ciertas áreas del cerebro. La práctica de la meditación giroscópica facilita estas conexiones. Pero para obtener experiencias de una gran intensidad, la actividad sexual física debe permanecer moderada y la actividad sexual mental debe permanecer razonable y ser utilizada con entero conocimiento. A modo de conclusión a los dos textos de introducción a los ejercicios de meditación Giroscopica:

Si nada más buscais una experiencia de
subida de kundalini clásica, es inútil que os obliguéis a unas reglas estrictas. Buscad simplemente hacer girar vuestro pensamiento en un fosfeno giratorio. Esto será suficiente para crear las conexiones neurológicas, únicos elementos que actúan sobre este despertar.

Aparte de algunas personas con una estructura psicológica muy frágil, nadie ha tenido queja de este despertar.

Para resumir los puntos anteriores: no incurriréis en ningún riesgo si seguís los consejos del Dr. Lefebure y solo os centráis en lo que él expone y en los ejercicios de
Fosfenismo descritos por él aplicados a la subida de
kundalini
. PARA LOS QUE DESEAN LLEGAR MUCHO MAS LEJOS DE LAS MANIFESTACIONES CLASICAS LIGADAS AL DESPERTAR DE KUNDALINI:

Si sentís en vosotros una atracción hacia esta fuerza, será preciso acceder a ciertos conocimientos no contenidos en libros y del género de los que he intentado haceros entrever a través de mis dos textos de introducción.

Huíd como de la peste de los que hablan mal de las experiencias. Muy a menudo, lo hacen para disimular mejor su ignorancia sobre este tema. En la vida, nada es todo blanco, ni todo negro como lo enseña el TAO. Nada es el bien y nada es el mal. Hace falta mucha sabiduría y circunspección para hacer un juicio y este juicio debe estar gobernado por una postura de reserva (iniciática) en todos los sentidos del término. Desgraciadamente, los maestros en la vida son raros y los ignorantes muchos.

Es decir, si una persona os explica que ha tenido algunas contrariedades después de un experimento, no toméis esto como ley. Hay tantos experiencias como individuos y el estado psicológico del sujeto genera el nivel de sus experiencias.

Dime lo que vives (en experiencia) y te diré los problemas psicológicos que dificultan tu avance hacia esta vía de luz.

Llegado a este punto, a través de lo que os aporten los ejercicios, notareis igualmente una puesta en evidencia de vuestras pulsiones y de vuestras aspiraciones más profundas. Será entonces para los más avispados, los más audaces, los más luchadores, los más despiertos y sobre todo los más sabios, una llave capital para vuestra liberación. Por sabios, hay que entender los que están más dispuestos a coger esta oportunidad para hacer un trabajo sobre ellos mismos, para entregarse a ello para siempre.

Evitad el exceso de literatura y la polución intelectual esotérica pues, a menudo, los libros no hacen mas que contar historias destiladas por otros, arregladas por el autor según sus creencias y no encierran mas que algo de lo vivido realmente. Pues para poder transcribir lo vivido, hay que trabajar y esforzarse mucho. así como hacer un importantísimo trabajo sobre sí mismo. Lo mismo que es más sencillo ver deportes en la televisión que practicarlos. Y sin embargo en las oficinas, los que hablan más a menudo son justamente los deportistas del domingo...

¿Y si hubiera un peligro en querer ir demasiado lejos? A pesar de los accidentes del principio, el Hombre ha tenido éxito incluso en caminar por la Luna.

La espiritualidad a través de lo vivido, o las experiencias muy pocos las tienen. ¿Por qué? Porque nadie sabe cómo hacerlo. Entonces, comprended bien que sois unos pioneros en este campo que tenéis, con todos los riesgos que esto conlleva, por misión abrir por fin la vía hacia la espiritualidad que ya no se basará más en creencias e interpretaciones más o menos marcadas con simbolismo, sino sobre una espiritualidad en el sentido iniciático del término, es decir, a través de lo vivido... ¡¡¡y qué expèriencia!!!

 

 
 

 

     
Agregar a Favoritos Agregar a favoritos Mensaje de despedida al cerrar pagina  
Impide seleccionar el contenido de una pagina Angeles siguen flechas de mouse