Los Ángeles son Seres de Luz enviados por Dios para hablarnos de la grandeza del Universo, del Amor Divino que lo creó y lo sostiene y para recordarnos que un Alma Inmortal habita en nosotros.

Están a nuestro lado, esperando ser invocados, llamados, para hacerse presentes con su sutil y poderosa energía de Sanacion, Paz y Amor.-

El Mundo Angélico sostiene la Luz de Dios en el Planeta Tierra y en el Universo.

Los Ángeles son los brazos de Dios: llevan y extienden Su Energía de Amor Divino a todos los confines del Universo y a cada ser que lo habita.
Ellos son portadores de las Cualidades Divinas. Son dichas cualidades.
Son el Espíritu de Dios manifestando diferentes cualidades y realizando diferentes tareas de Servicio y Amor.-

¿En que nos ayuda la energía angelical?

La gran energía espiritual que se desprende de los mensajeros del Creador o también llamados Ángeles de Luz, nos ayuda en el despertar de la consciencia correcta, ofreciéndonos su sabiduría para guiarnos en la escuela de la vida, siempre y cuando estemos abiertos a seguir su ejemplo, a inspirarnos en ellos para que nos acompañen en el viaje que realicemos como almas (en proceso de evolución) en la realidad material. Cuando entramos en contacto con la energía del pensamiento angélico, cuando vibramos con ella, todas nuestras experiencias de vida cambian, motivado a que estaremos generando pensamientos, sentimientos y comportamientos positivos que darán origen a una existencia feliz. Tengan en cuenta siempre que estos seres de luz son maestros de consciencia que, respetando nuestro libre albedrío, siempre nos transmitirán sus enseñanzas que provienen directamente de los mundos superiores.

Éstos hermosos mensajeros de luz llamados Ángeles, son las herramientas que nuestra alma usa para crear situaciones que nos permitan evolucionar, y así lograr alcanzar nuevos niveles de consciencia que nos ayuden a crecer en nuestra vida y que a la vez nos lleven a descubrir nuevas potencialidades que no imaginábamos que teníamos, para así lograr integrar la experiencia que necesita nuestra alma para cumplir con el gran "Plan Divino" del Creador.

contacto con los Ángeles: debemos empezar por quitarnos de encima todas esas energías negativas que nos bloquean y que se convierten en grandes obstáculos en nuestra evolución en el mundo espiritual, ya que, actualmente los seres humanos estamos más ocupados en "tener" que en "ser". Se hace importante superar la incredulidad para penetrar en el mundo de los Ángeles, y debemos abrir nuestro corazón, nuestra alma y nuestra mente e invitarlos a que compartan con nosotros nuestro tiempo y nuestro espacio en el mundo material, para que siempre nos guíen en nuestro camino por esta tierra, al ritmo del Creador. Cabe mencionar que nuestro Ángel Guardián se encargará siempre que se lo pidamos, de instruirnos por medio de la intuición, ayudándonos a mantenernos siempre en contacto con la fuente divina de la eterna felicidad.

Impide seleccionar el contenido de una pagina